Cine: El nacimiento de una nación

Ficha: 117 min. | Histórico | Drama Público apropiado: Adultos Año: 2016 País: EE.UU. Dirección: Nate Parker Intérpretes: Nate Parker, Armie Hammer, Aja Naomi King, Jackie Earle Haley, Gabrielle Union, Mark Boone Junior, Penelope Ann Miller, Colman Domingo, Aunjanue Ellis, Dwight Henry   Siglo XIX. El niño nacido en una plantación de algodón Nat Turner recibe de su ama como regalo una Biblia. Años más tarde, su patrón anda necesitado de dinero, por lo que acepta una oferta para que Nat utilice sus dotes de predicador por todo el condado y así reprima cualquier deseo de los esclavos de rebelarse, recurriendo a la palabra de Dios. Las injusticias que llega a ver cambiarán a Nat para siempre. Esta reconstrucción de una trágica historia real supone la ópera prima como director, guionista y protagonista de Nate Parker, hasta ahora actor secundario en títulos como La vida secreta de las abejas o Non-Stop (Sin escalas). Obtuvo buenas críticas cuando se presentó en el Festival de Sundance de 2016, donde ganó el Gran Premio del Jurado al Mejor Drama, y el del Público. Entonces se preveía que haría carrera de cara a unos Oscar que buscaban redimirse en pleno debate racial. Sin embargo, un triste episodio dio al traste con sus posibilidades: el hermano de una mujer que había acusado de agresión sexual a Parker –quien resultó absuelto de tal acusación– anunció que ésta se había suicidado. En cuanto a lo estrictamente cinematográfico, llama la atención el título, pues se ha buscado aposta que coincida con el del clásico de David W. Griffith, acusado de racismo, con una trama que justificaría el nacimiento del Ku Klux Klan. En este caso se ejecuta la jugada contraria, ya que se explica el origen de la violencia por parte de los esclavos negros. Relato desesperanzado, pero de corte mesiánico, con continuas citas y referencias al Dios del Antiguo Testamento, se centra en la fe, por un lado sincera y espontánea, pero muestra sobre todo las consecuencias de una mala utilización de la misma, bien sea para adormecer a quienes se está tratando de forma injusta, o como justificación de la violencia. Más dura incluso que títulos como 12 años de esclavitud, lo cierto es que aprovecha al máximo su limitado presupuesto. Y que cuenta con correctos trabajos interpretativos, del propio Parker, pero también de los secundarios, por ejemplo, el otras veces desaprovechado Armie Hammer, el extraordinario villano Jackie Earle Haley, la veterana Penelope Ann Miller y la joven Aja Naomi King. Por desgracia, todo esto y algunos momentos de altura no logran remontar un guión irregular que peca de maniqueísmo en algunos pasajes y personajes. Firma: Juan Luis Sánchez

Comentarios

Dejanos tu comentario...