Cine: No sé decir adiós

Ficha: 97 min. | Drama Público apropiado: Jóvenes-adultos Año: 2017 País: España Dirección: Lino Escalera Intérpretes: Juan Diego, Nathalie Poza, Lola Dueñas, Miki Esparbé, Pau Durá, Noa Fontanals, Emilio Palacios, Oriol Pla, Greta Fernández, Marc Martínez, Pere Brasó José Luis es viudo, tiene una autoescuela en el pueblo, en Almería, donde vive con su hija Blanca, casada con Nacho y con una hija adolescente. La otra hija, Carla, trabaja en Barcelona como comercial agresiva, que aspira a crecer profesionalmente. Los primeros síntomas de un cáncer de pulmón incurable para el progenitor, propician el reencuentro familiar. La situación es dura y especialmente Carla se niega a aceptarla, frente al recurso a paliativos, ella desea otros doctores que den “soluciones”. Una historia triste. Tremendamente creíble, porque la deshumanización de la sociedad avanza a grandes pasos, y el cariño, la frustración y la impotencia se dan la mano con demasiada frecuencia, faltan resortes en las personas para afrontar situaciones tan antiguas como el hombre, pues si hay algo que sabemos todos es que la muerte siempre nos alcanza, tarde o temprano. Resulta difícil calibrar si el debutante en el largo Lino Escalera es totalmente consciente del calibre de su propuesta, porque la lección que viene a extraerse de sus fotogramas es que se muere como se vive, y cuando la vida está vacía, la muerte puede convertirse en una lenta agonía sin sentido, en la que se incluyen los que siguen viviendo. El estilo del film es desabrido, las interpretaciones del trío principal, sobre todo Nathalie Poza y Juan Diego, de lacónica brusquedad, sólo Lola Dueñas ilumina un poco la oscura tragedia cotidiana, ella al menos tiene calidez y sentimientos que expresa, aunque trate a su marido en paro como a un trapo, o viva en la fantasía de ser actriz, objetivo que no parece que pueda ir más allá de la pura afición. La película se llevó 4 premios en el Festival de Málaga. Firma: José María Aresté

Comentarios

Dejanos tu comentario...