Elcano y Magallanes, la primera vuelta al mundo

Elcano y Magallanes, la primera vuelta al mundo

 

 

 

Pioneros en el mar

Meritoria película de animación española inspirada en la primera circunnavegación al globo terráqueo emprendida en 1519 por el almirante portugués Fernando de Magallanes y terminada por el español Juan Sebastián Elcano, ambos navegando bajo la bandera del rey Carlos I (que un año más tarde sería nombrado emperador). La expedición duró tres años, desde que las cinco naos –Trinidad, San Antonio, Concepción, Victoria, Santiago–, con un total de 239 hombres, zarparon desde Sanlúcar de Barrameda hasta la llegada a la misma ciudad de una única embarcación, la nave Victoria, en 1522. Tan sólo 17 hombres sobrevivieron a la odisea. Como es sabido, Magallanes murió en una escaramuza con los indígenas de las Islas Filipinas, por lo que el mando durante el regreso recayó en Elcano.

Coincidiendo con el V centenario de la expedición llega esta película, cuyo guión de José Antonio Vitoria y Garbiñe Losada imagina multitud de aventuras y calamidades de los protagonistas, algunas con base real –los peligros meteorológicos, las tempestades, las escalas, el riesgo en algunos pasos, el hambre, etc.– y otras claramente inventadas –la subtrama de la traición, la persecución por parte de algunos marinos portugueses, los amoríos de Elcano, etc.–. Están bien definidos los personajes, tanto Magallanes (un portugués orgulloso de servir a la corona española), como sobre todo Elcano, éste con un marcado aire de pícaro aventurero que será muy del gusto del público familiar. A este efecto acierta el director Ángel Alonso en conceder muchos minutos al dinámico prólogo en Sevilla. También destaca el brioso ritmo de toda la narración; nunca decae y cobra intensidad en algunas secuencias magníficas (como el paso por el estrecho), lo cual compensa la limitada calidad de la animación –correcta pero por debajo de mucho cine actual del género–, quizá obligada por el escaso presupuesto.

Sirve Elcano y Magallanes, la primera vuelta al mundo para que los más jóvenes conozcan uno de los hitos históricos más audaces de la época gloriosa de los conquistadores, porque hay que decir que aquí lo españoles son los héroes (aunque no se cite la palabra España ni una sola vez), mientras que los portugueses quedan como los enemigos intrigantes. De todas formas, la película resulta agradable también para un público más adulto, de hecho hay algunas breves escenas de batalla con armas de fuego que pueden sorprender a los más pequeños. Queda, en fin, una película correcta y entretenida, donde también hay que mencionar a su favor la banda sonora de Joseba Beristain y la canción final, “Confía en el viento”, compuesta e interpretada por La Oreja de Van Gogh.

 

Comentarios

Dejanos tu comentario...