Just Dance 2019

Fuente:

La crítica del principiante

Es increíble como algunos juegos son un éxito año tras año. Es el caso de esta saga, que con el mismo planteamiento y pocas novedades importantes consigue engancharnos una vez más.

Todos a la pista

Just Dance 2019 se basa en la misma fórmula de siempre: coreografías muy completas, divertidas y movimientos fácilmente realizables. En total, nos esperan 40 nuevas canciones. Encontramos desde éxitos de los años 80 como “Rythm of the night” o “I’m still standing”, pasando por canciones archiconocidas de principios de los 2000, como la “Obsesión” de Aventura. Pero, sobre todo, bailaremos temas actuales: “No Tears to Left you Cry” de Ariana Grande, “Make me Feel” de Janelle Moae, “Calypso” de Luis Fonsi o “Toy” de Netta. ¡Hasta hay un gracioso cameo del mundo de los videojuegos!

Pese a que la oferta es variada y el número de canciones no queda corto, lo cierto es que, si queremos ampliar la oferta, tendremos que suscribirnos a Just Dance Unlimited, que por 25 euros anuales nos dará acceso a cerca de 400 canciones. ¿Es justificable esta política? Evidentemente no. Como ocurre con muchos otros juegos, si queremos sacarles todo el provecho, debemos pasar por caja en varias ocasiones. Es la dirección que está tomando esta industria, pero no deja de ser una falta de respeto al cliente.

Calcando movimientos

Una vez más, los sensores de movimientos funcionan perfectamente. Resulta sencillo seguir las indicaciones y, a poco ritmo que tengamos, lo haremos bastante bien. Como en anteriores ocasiones, podemos usar nuestros smartphones como sensores de movimiento, respondiendo perfectamente y permitiéndonos jugar con hasta seis jugadores. Una vez más, no hacen falta tener diez mil aparatos para poder sacarle el máximo partido.

Parece que en esta edición se ha puesto más énfasis en nuestra progresión como bailarín, con un buen nivel de progresión que nos permite subir de nivel y desbloquear nuevos elementos (avatares, canciones, etc.) con los puntos que consigamos.

Además, para acercar aún más el título a los más pequeños, disponemos de la modalidad Kids, que nos permite jugar algunas canciones con movimientos simplificados. De hecho, algunos de estos temas son geniales, como el mítico “Jingle Bells” o “Un poco loco” (canción de la película Coco, de Disney Pixar).

Ideal en compañía

Como imaginaréis, Just Dance 2019 es ideal para jugarlo acompañado, si bien se puede disfrutar en solitario. Compitiendo contra otros jugadores gana muchos puntos (es verdad que en el modo World Dance Floor compartimos puntuaciones online). La decisión de haceros con esta edición frente a la del año pasado radica en las nuevas canciones, porque por lo demás es muy parecido. Cambios en la interfaz y poco más a destacar.

Lo mejor:

Divertidísimo, especialmente si jugamos con otros jugadores.
Amplia selección de canciones.

Lo peor:

Pocas novedades respecto a la edición del año pasado.

Conclusiones:

Just Dance 2019
es un divertidísimo arcade de baile. Si nunca lo habéis jugado, es completamente recomendable. Si sois de los que tenéis la edición del año pasado, aporta pocas novedades. Pese a todo, una opción muy a tener en cuenta estas navidades.

Comentarios

Dejanos tu comentario...