Lo mejor está por llegar

Los autores de la divertida y aguda El nombre, retornan con un film donde comedia y drama se dividen el protagonismo. Además, el dúo de actores protagonistas logran avalar los valores y ánimos que la amistad ofrece en los momentos clave de la vida.


Lo mejor está por llegar es el segundo largometraje como director de Alexandre de la Patellière y el cuarto de Mathieu Delaporte, además de haber coincidido ambos en el El nombre.

Todo el proceso de la trama, pese a la temática, es un verdadero canto a la amistad entre dos auténticos amigos. A pesar de la problemática vital que rodea el argumento, no hay duda de que cada metro de la cinta desvela (aunque quizás en pequeñas ocasiones, algo disparatadas) la profundidad de un sincero cariño del uno por el otro.

En el fondo, esta es la particularidad que se desprende de cada uno de los planos de la película, en los que comedia y drama se mezclan abiertamente, al ofrecernos un proceso vital donde los afectos y la tragedia se conjugan con auténtica maestría singular.

Con toda veracidad, es obligatorio afirmar que este satisfactorio resultado coincide de forma superlativa con la presencia actoral de Fabrice Luchini y Patrick Bruel, dos auténticos monstruos de la comédie francesa.

En Lo mejor está por llegar, se transmiten un sinfín de mensajes de notable aplicación. Un detalle que puede ser marcadamente positivo para momentos análogos en los que el cariño, el apoyo y el discurso de la amistad significan, además, un eficaz y prudente lenitivo.

Firma: Joaquín Guitart

Comentarios

Dejanos tu comentario...