La imagen de la familia en «Los Simpson», «Padre de familia» y «South Park»

agosto 2, 2010 by  
Filed under General

Xavier Gutiérrez en «Análisis y Actualidad”

 

No hay nada como estar en familia. La chimenea calienta al fondo el hogar. La sala limpia y sobriamente decorada. Todos juntos en torno al único televisor de casa. Mamá y papá ocupan un lugar privilegiado en el sofá. Jennifer, la hija mayor, descansa la cabeza en el fuerte brazo de su padre. Tom se sienta en la alfombra, recostado en Bobby, el perro traqnuilo. Y el pequeño Nicky se ha quedado dormido en las piernas de su madre. Éste era el modelo clásico de familia que proyectaban en televisión allá por los años setenta. Pero hoy, los modelos de familia que aparecen en televisión son “un poco” diferentes.

the-simpsons54[1]«Los Simpson«, la aclamadísima serie de la cadena Fox, será nuestro primer punto de referencia.

No hay nada como estar en familia. Homero, en calzoncillos, ocupa todo el sillón. Bart y Lisa tienen el control de la televisión y deciden qué ver. Generalmente será el Show de «Tom & Daly», una parodia de «Tom & Jerry» en la que el ratón termina explotando o mutilando al pobre gato. Marge aparece en escena. Refunfuña por ver tanta violencia y la tachan de mamá aburrida. ¿Dónde está el bebé? Nadie lo sabe. A nadie le importa.

De repente, el abuelo aparece en la ventana y saluda a la familia. Sucede un milagro: Homero se levanta del sillón. Se dirige hacia la ventana. Su padre sonríe enternecido. Homero cierra la persiana para no verlo y se dirige a la cocina. Saca otra cerveza Düff, eructa, se rasca el trasero, patea al perro enclenque que ocupaba su lugar en el sofá y sigue viendo la televisión. Se les considera una familia normal, pero no debería serlo.

 

mad458Otra de estas caricaturas es «Padre de Familia» («Family Guy» en la versión original). Los Griffin nos muestran otro “modelito” de la sagrada institución que fundamenta nuestra sociedad.

No hay nada como estar en ¿familia? Todo parece normal. Mamá y Papá en el sillón, abrazados. El hijo mayor sentado en la alfombra. La hija adolescente sentada en una silla aparte. El bebé juega con el perro. Por fin, una escena normal en televisión, a no ser porque…
Peter, el padre, es un católico obeso y alcohólico. Está casado con Louis, otra mamá aburrida, que tiene que soportar las locuras de su estúpido esposo. Su suegro, un fanático, ha maldecido la unión de su hijo con una protestante.

Chris, el hijo mayor, es un fracasado. Utiliza un pendiente en la oreja, es gordo, y su temperamento refleja una total indiferencia e ineptitud. Comparte una característica con Meg, su hermana: son unos inadaptados. Tienen pocos amigos en la escuela y sus padres los avergüenzan constantemente.
Por último, tenemos a Stewie, el bebé obsesionado con la idea de matar a su mamá. Su mejor amigo es el perro de la casa, que habla y es propenso a la bebida. Juntos, el bebé y el perro, representan el peso intelectual de la familia. Con una familia así, ¿quién va a querer casarse y tener varios hijos?

south_parkLa última serie animada que analizaremos es: «South Park«. Podríamos continuar con otros programas, pues la lista es tan grande como dibujos animados en televisión, pero por ahora bastan estos tres ejemplos.

No hay nada como estar… Quizás no se pueda hablar del concepto “familia” en una serie como esta. La protagonizan cuatro niños: Stan, Kyle, Cartman y Kenny. Los directores aprovechan para atacar a todos los estamentos, religiones y nacionalidades con un vocabulario que haría sonrojar a un pescador veracruzano.

Resultaría grotesco detallar la condición familiar de cada personaje, pero podemos dar algunas pinceladas de este cuadro modernista: un niño que vive solo y muere en todos los episodios; otro que no sabe quién es su verdadero padre, y su mamá tampoco está segura; una mamá que quiere asesinar a su hijo porque ha descubierto que su esposo acude a un club de homosexuales: otro papá que no se siente a gusto con su género y se cambia el sexo, por el de un delfín… y la lista continúa.

Los adolescentes pasan mucho tiempo viendo televisión y absorben todos los modelos que aparecen. No es de sorprender que las nuevas generaciones rehúyan de formar una familia. De nosotros depende ofrecer a las futuras generaciones modelos de familias estables. Más que hablar de series animadas, hablamos de testimonios de vida. Vencer al mal con el bien.

Programas para el verano

junio 29, 2010 by  
Filed under NOTICIAS

Damos un breve paseo por las parrillas de programación del verano de las distintas cadenas.

La 1

En ficción se estrena una  nueva serie “Los Tudor” protagonizada por Jonathan Rhys Meyer, que narra las pericias de alcoba de Enrique Vlll. Y  otra  de ficción nacional “Guante blanco”. La mayoría de sus programas-referente continúan. Los magacines tendrán presentadores sustitutos, así como los telediarios, y programas como “Comando actualidad” y “Españoles en el mundo” seguirán como todo el año.

Lo que sí habrá de nuevo son algunas emisiones deportivas importantes, como los ya clásicos seguimientos del Tour de Francia y la Vuelta a España, o la Copa Davis.

Telecinco

 Además de los partidos del Mundial de Sudáfrica, aparece en la parilla de programación como novedades: un reality “Escuela de glamour”, presentado por Jordi González y con Carmen Lomana como directora de una academia en la que se enseñarán modales y distinción; “El programa del verano” que será conducido por Marta Fernández ;“La pecera de Eva ”, emitido probablemente por las mañanas ; y “NCIS: Los Ángeles”.

La Sexta

Novedades: “Summertime”, que nos acerca las distintas formas de pasar el verano; “Las fiestas de mi pueblo”, un recorrido por los festejos de los municipios de España.

“The forgotten”, “Part life” y “HumanTarget” como nuevas seies de ficción americana.

“Buenafuente” y “El intermedio” nos ofrecerán sus “mejores momentos”.

Continúa “Sé lo que hicisteis” (será Berta Collado la que sustituya a Patricia Conde) y aparece un programa más de reportajes “Vuelta y vuelta”.

Antena 3

“El Megaplayback”, un programa que involucrará a pueblos de toda España en la realización de Lip Dubs, o «Adivina quién viene a cenar», un programa de cámara oculta. Con “Arena internacional” visitaremos las playas más famosas. Lucía Riaño sustituirá a Susanna Griso en “Espejo público”.

Otra novedad: “Operación Momotombo”, con una especie de “ninis” reconvertidos e misioneros humanitarios.

Continuará el “Club del chiste” con una versión semanal.

Cuatro

Al igual que Telecinco, la programación de Cuatro se verá “afectada” por el Mundial de Sudáfrica.

 “El hormiguero” se va de vacaciones.

Se estrenan: “La isla de los nominados”, un reality tipo “Supervivientes”; “Ola, ola”, versión playera de “Callejeros” y “Dame una pista”, programa-concurso para adivinar películas a través de la mímica.

Desaparece “Hotel, dulce hotel” y “After hours” pasa al viernes. Vuelve “Granjero busca esposa”. Continúa “Anatomía de Grey”, “Callejeros”, “Viajeros”, “Reportajes Cuatro:REC”, y veremos lo últimos episodios de la única temporada de “Flash Forward” los domingos.

Ficción versus Realidad

diciembre 2, 2009 by  
Filed under General

ATELEUS. Redacción

¿Qué intereses ocultos mueven a las cadenas de televisión a presentar en sus programas juveniles unos modelos de conducta, que, lejos de ser ejemplarizantes, nos resultan tan inquietantes y nos sumen en el más oscuro de los pesimismos a los que ya somos padres?

Quizás hayan querido recuperar a aquel público que, una vez superada la infancia, habían sido infieles al medio y habían derivado sus gustos hacia otros artilugios más novedosos, léase MP3, iPOD, Consolas, etc…que les producen mayores emociones.

Y, en su afán competitivo, la televisión ha encontrado un filón en presentar historias y personajes que viven rayando los límites y que, afortunadamente, no se corresponden con la inmensa mayoría de la juventud.

Venden estéticas, venden lenguaje, venden poses y actitudes que traspasan la pantalla y que, en algunos casos, llegan a la calle. ¿Pero, no debería ser al contrario, que la televisión reflejará la realidad de nuestros jóvenes?

¿No es esto una manipulación encubierta que conduce a dar por buenos, comportamientos indeseables?

Hace unos días oí decir en una cadena que la televisión había servido para dotar de normalidad el mundo “gay”, ya que al presentar a estas personas de forma reiterada en series y tertulias, la sociedad los había aceptado totalmente.

Bien, ¿y qué más tenemos que aceptar? ¿adolescentes que practican sexo a todas horas, niños desorientados entre el botellón y las pastillas, padres ausentes en la vida de estos muchachos?

Nunca estuvo mejor utilizada la expresión “series de ficción”. Todo es ficción, pero ¡cuidado! No vaya a ser que alguien lo tome en serio y acabe tan roto como sus personajes favoritos.