Piden que no haya anuncios de contactos en horario infantil y que el porno salga de las parrillas

febrero 22, 2010 by  
Filed under NOTICIAS

El Observatorio de Contenidos Televisivos y Audiovisuales (OCTA) ha pedido al Senado que la futura Ley Audiovisual prohíba los anuncios de contactos en horario de protección infantil y que establezca que la pornografía y violencia gratuita sólo puedan verse mediante sistema de vídeo bajo demanda.

El OCTA considera que estos aspectos deber ser recogidos «obligatoriamente» por la nueva norma en su trámite en la Cámara alta.

El Observatorio está integrado por más de 50 organizaciones sociales entre las que están, según la información de su web, los sindicatos CC.OO y UGT, el Defensor del Menor de Madrid o Cruz Roja y Unicef, entre otros.

Una de las reivindicaciones es que la pornografía y la violencia gratuita se emitan sólo a través de servicios audiovisuales a petición, con el fin de garantizar la protección de los menores y cumplir con la normativa comunitaria.

Pornografía fuera de las parrillas

Al observatorio le parece insuficiente la prohibición de emisión en abierto de porno y violencia gratuita incluida en el articulado original del Gobierno.

«No basta con poner estas emisiones codificadas en acceso condicional», ha explicado a Servimedia Alejandro Perales, portavoz del OCTA y presidente de la Asociación de Usuarios de la Comunicación (AUC).

«La directiva comunitaria de Servicios de Medios Audiovisuales obliga a que estos contenidos sean difundidos sólo a petición, es decir, mediante el sistema de video bajo demanda y fuera de las parrillas de programación. Si no lo establece así la ley, tendríamos que ir a los tribunales europeos».

Responsabilidad sobre todo lo que se emite

Además, piden que las televisiones tengan responsabilidad administrativa sobre todo lo que emiten, tanto programas como comunicaciones comerciales, «evitando la impunidad recogida en el actual Proyecto de Ley».

A su vez, reivindican que la publicidad de bebidas alcohólicas de más de 20 grados siga sin ser emitida por televisión y que la de las bebidas alcohólicas de menor graduación no se emita antes de las 22 horas.

La OCTA también requiere que la regulación voluntaria de las cadenas no suponga un detrimento de la protección legal de los espectadores y que la comunicación comercial, en sus diferentes formas, incluida la autopromoción, no supere los 12 minutos por hora tal y como lo establece la directiva europea.

Que haya una amplia participación de organizaciones sociales en el Consejo Consultivo del Consejo Estatal de Medios Audiovisuales (CEMA) y que se garantice la gestión directa de las televisiones públicas y la producción propia de contenidos básicos en los informativos, para que cumplan su función de servicio público y divulgador de la cultura, son otras de las peticiones.

Por último, solicitan que se establezcan las condiciones necesarias como para permitir la viabilidad de las televisiones comunitarias en el nuevo entorno digital

 

La Federación de Usuarios de los Medios aplaude la supresión de publicidad en La Primera de TVE

enero 24, 2010 by  
Filed under General

Ante las diferentes reacciones que ha suscitado la aprobación de la Ley General de Comunicación Audiovisual en relación con el tema de la publicidad en la televisión, iCmedia, -Federación de Asociaciones de Consumidores y Usuarios de los Medios– ha querido dejar clara su postura.         

De este modo, Iñigo Millán-Astray, Presidente de iCmedia, ha señalado que “nos dedicamos a la televisión. Por eso, lo que nos importa es que los contenidos sean de calidad, tanto si incluyen publicidad como si no la tienen. En este sentido, aplaudimos la supresión de la publicidad en TVE al perfilarse más con el carácter de servicio público que debe prestar y que pone fin a una situación de competencia no deseable con las televisiones privadas, pero nos preocupan las fuentes de financiación que la sustituyan y el modelo que a este respecto, y por el momento, ha definido el Gobierno. La finalidad de iCmedia también es contribuir a la creación de un panorama televisivo sostenible y plural con el consecuente beneficio para los telespectadores”.

Además, Millán-Astray ha insistido en que “la medida de la supresión de la publicidad en la cadena pública será positiva en tanto en cuanto prime la calidad de los contenidos. Si no hay calidad, da igual que haya o no haya anuncios. Esperamos que así, los contenidos estén basados en la calidad y no en las audiencias”.

Por otro lado, también ha añadido que “iCmedia está a favor de una mayor libertad en la regulación de la publicidad en las televisiones privadas al conformar ésta una de las más importantes fuentes de ingreso y, por lo tanto, de subsistencia de las televisiones. Creemos que debe ser el telespectador quien pondere este factor dando su mayor o menor apoyo a la cadena de televisión correspondiente”.

Industria abre un expediente a «Sálvame» por hablar de sexo

enero 8, 2010 by  
Filed under NOTICIAS

La multa podría ser de 300.000 €Salvame

El Ministerio de Industria ha abierto un expediente sancionador contra Telecinco por la emisión de contenidos con «referencias sexuales explícitas» dentro del programa «Sálvame diario», que se emite en la franja de tarde y dentro del horario de protección para los menores (de 06.00 a las 22.00 horas), según un artículo de Rosario G. Gómez en El País que reproducimos a continuación por su interés.

Industria estima que en el espacio que presenta Jorge Javier Vázquez se han emitido escenas susceptibles de perjudicar «el desarrollo físico, mental o moral» de los menores. La infracción podría ser sancionada con una multa de hasta 300.000 euros.

Telecinco eludió ayer hacer comentarios sobre la incoación de este expediente. «Oficialmente no nos han comunicado ninguna sanción», dijo un portavoz de la cadena. Añadió que existen «conversaciones pendientes» sobre el asunto.

Karmele sacó «objetos de temática sexual y reprodujo escenas»

La decisión de Industria se produce después de que la Subdirección General de Medios Audiovisuales examinara una queja remitida por el Consejo Audiovisual de Andalucía (CAA) sobre «Sálvame diario». 

Concretamente, sobre la emisión del 20 de octubre de 2009, en la que una de las colaboradoras del espacio de cotilleo (Karmele Marchante) «sacó varios objetos de temática sexual y reprodujo escenas sexuales con otra invitada del programa», según la queja recibida por el CAC de una espectadora gaditana.

El CAA remitió la protesta a la Secretaría de Estado de Telecomunicaciones y para la Sociedad de la Información (Catsi), organismo dependiente de Industria. La autoridad audiovisual andaluza sólo tiene competencias en el ámbito autonómico, de modo que rebotó el asunto al Catsi.

En septiembre, el CAA alertó del «preocupante incremento de la telebasura en horario infantil» a través de algunos programas cuyo objetivo principal es «la exhibición impúdica de la intimidad de los personajes famosos o mediáticos».

Y especificaba que en ocasiones esos programas «conculcan el derecho de los menores a acceder en horario infantil a espacios que en ningún caso puedan perjudicar su desarrollo mental o moral o fomente actitudes y valores contrarios a los principios cívicos y democráticos básicos«.Industria examinó una segunda queja del CAA contra «Sálvame» por utilizar -de manera «no esporádica»- un lenguaje «inadecuado para menores». Pero en este caso no ha optado por incoar un expediente sancionador sino por trasladar el asunto al Comité de Autorregulación, encargado de verificar el cumplimiento del código suscrito por todas las cadenas.

El Catsi, que ha unido esta reclamación a otra serie de quejas de particulares que ha recibido, considera que la denuncia remitida por el consejo andaluz supone un «incumplimiento» de las disposiciones del Código de Autorregulación.

A falta de un Consejo Audiovisual Estatal (cuya creación está prevista en la futura Ley General de la Comunicación Audiovisual), el ministerio que dirige Miguel Sebastián lleva a cabo el seguimiento, control e inspección de los contenidos televisivos. Y, en consecuencia, también se encarga de imponer sanciones en caso de que las cadenas vulneren la ley.

No dejes de votar, únete a nuestra Campaña de retira de «Sálvame» pinchando aquí.

La ATR pide que el código de protección infantil se incorpore a la Ley Audiovisual

diciembre 1, 2009 by  
Filed under NOTICIAS

Foro de la Nueva Comunicación con José Luis Colás

Patrocinado por Vodafone

colas_2

 

MADRID, 30 de noviembre. La Agrupación de Telespectadores y Radioyentes (ATR) defendió hoy que el Código de Autorregulación sobre Contenidos Televisivos e Infancia se incorpore a la Ley General de la Comunicación Audiovisual, para que las cadenas se tomen «en serio» su cumplimiento.

Durante una conferencia en el Foro de la Nueva Comunicación, organizado por Nueva Economía Fórum, el presidente de la ATR, José Luis Colás, denunció que las televisiones se pasan actualmente “por el forro” este código que firmaron en 2004, promovido por el Gobierno y que es conocido porque fija una franja reforzada de protección infantil entre cinco y ocho de la tarde, de lunes a viernes.

La ATR tiene registrada una media de seis incumplimientos diarios por cadena por emisión de contenidos inapropiados para menores en ese horario “superprotegido”, lo que supone una infracción del código cada media hora de emisión.

Para Colás, el motivo de que los operadores pasen de su propio código de autorregulación es que, por ejemplo, en 2008 sólo se incoaron contra ellos 26 procedimientos sancionadores, la mayoría por exceso de publicidad y sólo dos por vulneración de la protección de menores.

Otra razón es el magro castigo económico que reciben. El volumen total de las sanciones que impuso el Ministerio de Industria el año pasado sólo llegó a los 300.000 euros. “Es decir, cada incumplimiento de protección de la infancia en horario superprotegido no le cuesta a una cadena más allá de 25 euros, lo que es poco disuasorio”, señaló Colás.

SELLO DE CALIDAD

La agrupación de telespectadores dice que todas las cadenas incumplen, “las públicas menos que las privadas”, y una buena manera de acabar con esta situación sería que el código se incorporara como “anexo” a la Ley General de la Comunicación Audiovisual, que la ATR cree una buena norma, con sanciones que llegarán hasta el millón de euros para las cadenas.

También opina que sería bueno que se diera a los programas que se emiten en horario reforzado una especie de “sello de calidad” que avalara su acceso idóneo para la infancia y la juventud.

Respecto a la TDT, la ATR cree que la fragmentación de las audiencias puede suponer menos recursos para contenidos y eso entrañar una merma en la calidad de lo que ven los menores.

A la desaparición de la publicidad en TVE a partir del 1 de enero también le ve riesgos. “Si hay menos fondos para invertir, puede haber menos calidad en la programación de la televisión pública”, manifestó Colás, quien, sin embargo, pidió que si el apagón de anuncios funciona en TVE se extienda también a las cadenas autonómicas.

El sector reclama una Ley General Audiovisual

mayo 4, 2009 by  
Filed under General

Carmen de Andrés. Coordinadora de Comunicación del Grupo Educativo COAS. Colaboradora de Ateleus. (Sontushijos.org, 4-5-09)

¿Qué es lo más destacado de la Ley? ¿Qué beneficios reportará al sector audiovisual?

El presidente del Gobierno comenzó la legislatura señalándola como una prioridad, pero un año después la reclamada Ley General Audiovisual sigue sin tener una fecha a la vista para su aprobación. Desde el mismo Ejecutivo se quería bendecir en Consejo de Ministros en los primeros meses de legislatura. Sin embargo, no ha sido así.

La ralentización de este proceso ha sido, de hecho, la razón por la que el pasado 20 de febrero se aprobara, en forma de Real Decreto de ley de medidas urgentes, la liberalización del sector televisivo, que entre otras medidas elimina la imposibilidad de que un operador poseyera más de un 5% de una cadena competidora, pero lo supedita a que la audiencia media acumulada entre las cadenas fusionadas no rebase el 27%.

¿Qué es lo más destacado de esta ley? ¿Por qué la reclama tanto el sector? En este artículo intento contestar a lo más destacado:

Se creará un Consejo del Audiovisual

La ley creará el Consejo Estatal de Medios Audiovisuales. Esta alta autoridad tendrá, entre otras funciones, la obligación de velar por la transparencia empresarial de los operadores, hacer respetar los compromisos de programación (incluidos los contenidos destinados al público infantil), los límites publicitarios o las inversiones en cine.

Prácticamente todos los países de la UE tienen organismos de estas características y el Consejo de Europa ha instado a que se pongan en marcha en todos los países.

Dará luz verde a la concentración empresarial

Los grandes grupos televisivos están muy interesados en eliminar el tope accionarial que impide estar en dos cadenas de televisión distintas. Si se elimina esta limitación, una misma compañía podrá participar de forma significativa en dos televisiones nacionales.

Esta supresión supondría, de hecho, un cambio de estrategia global: pasar de una legislación que apuesta por la pluralidad a otra que favorecerá la concentración del sector.

Los accionistas de las grandes cadenas privadas consideran que el Gobierno debe permitir la concentración empresarial para asegurar la supervivencia del negocio.

Permitirá la venta y arrendamiento de canales

Un paso más a la liberalización es la posibilidad de que las empresas propietarias de licencias puedan vender o arrendar sus canales a otros grupos. Pero si se abre la mano para estas prácticas empresariales, habrá limitaciones para evitar abusos. Se dejará entrar a empresas extranjeras siempre que en su país de origen una empresa española tenga las mismas opciones empresariales. En segundo lugar, no se podrá arrendar o vender más de la mitad de la capacidad del múltiplex digital (compuesto por cuatro o cinco canales analógicos).

Si algún operador superara ese límite, perdería la posibilidad de renovar la licencia. Este control será ejercido por el ya mencionado Consejo Audiovisual. De esta manera el Gobierno pretende dar salidas económicas a los operadores que no tengan contenidos para los cuatro canales que empezarán a explotar a partir de 2010.

Contemplará la televisión portátil

La Ley del Audiovisual regulará la televisión en movilidad (para teléfonos móviles, coches, trenes, etc.).

Reforma de la televisión pública

La nueva Ley definirá los contenidos de las televisiones públicas y las privadas. El sector reclama y lo podría recoger la futura ley de lo audiovisual, que los contenidos, estrategias de programación y parrillas de la televisión pública se limiten al concepto de «servicio público», dejando para las privadas el entretenimiento en exclusiva.

Con la nueva ley audiovisual, la televisión pasa de ser un «servicio público esencial» a un servicio de interés general. Esto implica, básicamente, que se amplía el campo de actuación de los operadores de televisión, antes restringido a lo que dispusieran los pliegos de concesión, al tiempo que se limita la intromisión de las autoridades regulatorias. Además, también se alarga el tiempo de explotación que pasa de 10 a 15 años.

Se reducirá o eliminará la publicidad

Las televisiones privadas quieren forzar al Gobierno a una “progresiva y rápida reducción de la publicidad en los canales públicos de televisión, hasta su total desaparición”.

Los Presupuestos Generales del Estado de 2009 ya contemplan que RTVE reduzca 60 segundos de publicidad por cada hora de emisión, hasta quedarse en 10 minutos por hora, y ya ha anunciado otro minuto adicional para 2010, con lo cual RTVE tendrá dos minutos menos por hora que las televisiones privadas.

Entre RTVE y las cadenas autonómicas ingresan 1000 millones de euros al año por publicidad al año, que irían a parar a las televisiones privadas.

Se definirá el modelo de financiación

Para dar respuesta a todas las incógnitas la nueva Ley afrontará el modelo de financiación de la televisión pública. Una de las alternativas puestas sobre la mesa para «pagar» RTVE y los entes autonómicos es la fórmula diseñada en Francia por Nicolas Sarkozy, que pasa por financiar la televisión pública con una tasa sobre los beneficios de las privadas.

Las cuentas del sector privado se lo podrían permitir porque se suponen que ingresarán más al repartirse la tarta publicitaria que hoy se va a las cadenas públicas. A diferencia de los modelos imperantes en Europa, el Gobierno no quiere implantar un canon para sufragar los gastos de las corporaciones públicas, aunque no descarta que puedan utilizar otras fórmulas como el patrocinio.