The InBESTigators

 

Desde Australia nos llega una serie sobre niños que resuelven misterios. Un acierto que esta vez la trama se limite a problemas y conclusiones acordes a la edad y a las capacidades de sus protagonistas.


En otras producciones, como en División O, ya vimos el tópico de chicos inteligentes que solucionan problemas. Ahora, llega un nuevo grupo de detectives despiertos y atentos que investigan hasta el fondo los enigmas que ocurren a su alrededor: los InBESTigators.

Todos los episodios tienen la misma estructura: se narran dos casos ya resueltos, de unos quince minutos cada uno. Mientras alguno de los amigos explica qué sucedió frente a una cámara, se alternan esas imágenes con la historia real. Hay que subrayar que se trata de vídeos totalmente alejados de los videoblogs de preadolescentes a los que nos tienen acostumbrados series como Coop y Cami o iCarly.

A medida que avanza la trama, el espectador que está atento es capaz de unir las piezas y descifrar el puzzle, un tanto predecible para los adultos pero bien adaptado al público al que va dirigido.

Lo que más sorprende de la producción es la simplicidad del guion. Las aventuras que cuenta son completamente veraces, y cualquier niño podrá asegurar que las ha vivido: concursos con bollitos en el patio, trabajos sobre el sistema solar, autorizaciones para salidas culturales, etc. Todas estas protagonizadas por actores de diez años con un físico y un modo de actuar que encajan perfectamente. Además, el argumento se desarrolla en un ambiente de diversidad cultural en el que las distintas razas aparecen retratadas.

Aun así, también hay algo que no acaba de convencer. El doblaje de los personajes principales es correcto, pero cuando se trata de los secundarios se convierte en algo forzado. Sin embargo, no es un motivo suficiente para dejar de ver esta serie que en todos los otros aspectos es un acierto.

Firma: Júlia Nafría

Comentarios

Dejanos tu comentario...