Videojuego. Star Wars: Jedi Fallen Order

El nuevo título de Star Wars nos presenta una aventura repleta de exploración, plataformas, puzles y acción en tercera persona.


La crítica del principiante

Cualquier anuncio relacionado con Star Wars es acogido con gran expectación por parte de la gran legión de fans de esta saga. No todos los productos, eso sí, consiguen cumplir con las expectativas, como en el caso del primer Battlefront -PS4/XOne- o el reciente spin-off de Han Solo. No es el caso de Jedi Fallen Order, un título que encantará tanto a los aficionados de la serie como a neófitos interestelares.

Explorando la galaxia

La historia no solo es original, sino que cumple dentro de lo que es, un spin-off ambientado entre el Episodio III y Rogue One. No esperéis un argumento de altura, pero las pericias de Cal Kestis son de lo más entretenidas. Los acontecimientos nos trasladan a la fatídica Orden 66 en la que el general Palpatine condena a muerte a los jedis por intento de golpe de Estado. Este joven padawan, deberá interrumpir su entrenamiento y refugiarse. Años después será reclutado por el Imperio y emprenderá un viaje único para convertirse en un auténtico jedi. ¿Suena interesante?

Una aventura muy variada

Nada más comenzar, nos damos cuenta de que Jedi Fallen Order es un título diferente a los anteriores Battlefront. No es que deje de lado la acción, pero aquí priman muchísimo más las plataformas y la exploración. De hecho, su sistema jugable recuerda muchísimo al de Assassins Creed y Tomb Raider, tanto en el parkour como en los puzles. La exploración también es tremendamente importante. Los escenarios son grandes y están repletos de secretos y caminos alternativos. De hecho, hay tantos detalles y cosas por hacer que no se hará pesado ir de un lugar a otro pese a la distancia. Los acertijos recuerdan en gran medida a los protagonizados por Lara Croft o Nathan Drake y supondrán un reto sencillo pero original.

En cuanto a las batallas, resultan menos intensas que en Battlefront, pero no olvidemos que en Fallen Order no son tan importantes. Los poderes, los sables láser… todo está ahí, pero son combates más pausados y con algo más de estrategia. Cumplen perfectamente con su cometido –especialmente contra los jefes- y son un complemento ideal para coronar una aventura muy completa. El nivel de dificultad no es exagerado, si bien contamos con cuatro opciones –siendo la más alta todo un desafío-.

Progresando hacia la Fuerza

Otro de los aspectos que mejor funcionan es el árbol de progresión del protagonista. Esto genera no solo interés por seguir la historia, sino por ir desbloqueando nuevas habilidades secretas. Se ha de decir que los coleccionables no guardan demasiada relevancia para ello, pero son un extra más para los completitas. Con todo ello, estamos ante una aventura de unas 30 horas al 100%. Unas 15h. si nos centramos en la historia.

Lo mejor:

El universo de Star Wars está muy bien reflejado.
La exploración y los escenarios, combinación perfecta.

Lo peor:

Algún jefe final más le hubiera venido perfectamente.
Muchos coleccionables son anecdóticos. Podrían suponer alguna mejora.
Su sistema jugable no sorprende.

Conclusiones:

Star Wars Jedi Fallen Order es una grata sorpresa de final de año. No es que los anteriores Battlefront no fueran interesantes, pero esta aventura nos hace disfrutar del verdadero universo de Star Wars. La acción pasa a un segundo plano frente a la exploración y las plataformas. Nos parece una decisión muy acertada frente a tanto shooter –juego de disparos- como hay en el mercado. Es verdad que en la práctica recuerda demasiado a otros referentes del género –sobre todo en mecánicas de movimiento-, pero no por ello deja de ser buen juego.

En cuanto al contenido, está catalogado para mayores de 16 años. Evidentemente tiene un componente de acción-violencia que no podemos eludir, pero no resulta sangriento ni grotesco. El argumento y la amplitud de posibilidades lo enfocan más hacia un público adolescente principalmente.

Comentarios

Dejanos tu comentario...