No nos dejaban estar mucho tiempo ante la televisión (“caja tonta”) porque nos “entontecía”…