Amor a la siciliana

Ficha:

  • 99 min. | Romántico | Bélico | Comedia | Drama
  • Público apropiado: Jóvenes
  • Año: 2016
  • País: Italia
  • Dirección: Pif
  • Intérpretes: Pif, Miriam Leone, Andrea Di Stefano, Stella Egitto, Vincent Riotta, Maurizio Marchetti, Sergio Vespertino, Maurizio Bologna, Antonello Puglisi, Samuele Segreto, Mario Pupella, Orazio Stracuzzi
  • Guión: Pif, Michele Astori, Marco Martani
  • Música: Santi Pulvirenti
  • Fotografía: Roberto Forza

 

Crítica decine21.com

por Juan Luis Sánchez

 

La otra gran guerra

 

Segundo trabajo como realizador de Pierfrancesco Diliberto, conocido como Pif, que en Italia disfruta de gran popularidad, sobre todo por su pasado como presentador televisivo. Con este título en el que además de ejercer como protagonista ha escrito el guión, ha cosechado un impresionante éxito en su país, con seis millones de espectadores, el Premio de la Juventud en los David di Donatello y otras tres candidaturas a estos galardones.

 

Sus personajes centrales, Arturo y Flora, se llaman igual que los de su ópera prima, poco conocida a nivel internacional, La mafia uccide solo d’estate, y también están enamorados, esta vez en julio de 1943, en Nueva York. Pero el inocente Arturo descubre que Flora, sobrina del dueño del restaurante en el que trabaja, está prometida en matrimonio por su tío a un gángster, mano derecha de Lucky Luciano. Podría arreglar la situación si se salta la autoridad de su jefe, y le pide la mano de la muchacha a su padre, pero éste vive en Crisafullo, una localidad de Sicilia, en aquel momento ocupada por los nazis. Sólo le queda una opción desesperada, enrolarse en el ejército de Estados Unidos para aprovechar que los aliados van a desembarcar en la isla.

Parece una precuela de su anterior film, que retrataba la historia de la mafia siciliana desde los años 70. Aquí, retrata la valiosa ayuda prestada en la guerra tres décadas antes por la Cosa Nostra, por mediación de Lucky Luciano, a las tropas estadounidenses. Pero elige un tono de fábula amable, destilando un enorme romanticismo, lo que amplía su público, mucho más lejos de los interesados en vericuetos históricos. También integra elementos que recuerdan a La gran guerra, de Mario Monicelli, y a Forrest Gump, de Robert Zemeckis, colocando como protagonista a un ingenuo, que permite transmitir los sucesos reales al público joven que los desconozca.

Resulta un poco exagerado que el cineasta le haya dedicado el film al maestro Ettore Scola, produce odiosas comparaciones con por ejemplo Una jornada particular, también sobre la época de Hitler en Italia. El mismo Diliberto realiza una interpretación un tanto exagerada, como el resto del reparto. Pero todo eso queda compensado por sus personajes pintorescos, así como por acertados golpes de humor, muy equilibrados con el dramatismo.

Comentarios

Dejanos tu comentario...