¿Existe alguna relación entre la violencia y un vicio? ¿Entre la ira y una esclavitud interior? Me impactó este video que te muestro a continuación. Te pido que te tomes cinco minutos para verlo detalladamente y poder comprender la reflexión que quiero compartir.

Hazte las siguientes preguntas

¿Lo viste? ¿Qué te llamó la atención? Qué fuerte, ¿no? Te confieso que a mi me impacta cada vez que lo veo. Me surgen sentimientos de temor, tristeza, melancolía, ira y nostalgia, por la alegría perdida y la falta de calidez en el hogar. Pena por haber perdido tanto a costa de tan poco. Y sí, también esperanza.

Te resumo lo que te compartiré más adelante: ¿qué veo en este hombre? En el fondo, odio a sí mismo. No es capaz de amarse, de perdonarse, de ser paciente con su dificultad, con su vicio. Esto lo hace egoísta, autorreferente. Su vicio, la bebida o la TV, según se muestra en el video, lo tienen atado y esclavizado.

Al mismo tiempo me preguntaba: ¿él fue siempre así? No lo sé. ¿Surge de un día para otro este tipo de violencia? No lo creo, ¿de dónde proviene la ira de este hombre? Son preguntas que me hacía a medida que veía el video y que seguramente tu también te hacías.