Mr. Link. El origen perdido

 

 

 

 

En busca del Sasquatch

Sir Lionel Frost, pintoresco aventurero británico, fracasa cuando trata de fotografiar al monstruo del lago Ness. De vuelta a su hogar, propone a los miembros de la Sociedad Geográfica una singular apuesta que ganará si encuentra a la criatura conocida como Sasquatch. Sus rivales le envían a un tipo para que se encargue de obstaculizar la aventura, pero Frost recibirá la ayuda inesperada de Adelina, viuda de un antiguo conocido, que tiene el mapa que puede llevarle hasta su objetivo.

Resulta tan difícil como encontrarse con el Yeti avistar una producción en stop-motion tan cuidada como las de Laika, compañía responsable de las Los mundos de Coraline, Kudo y las dos cuerdas mágicas yEl alucinante mundo de Norman. Chris Butler, co-autor de esta última, escribe y dirige esta nueva producción, más colorista y sin el toque siniestro de las anteriores, pero que mantiene la principal seña de identidad de la casa, una animación artesanal que destila encanto. Sus personajes tienen atractivo, sobre todo el Sasquatch, y la hostil líder del pueblo ‘yeti’.

Por el contrario, quizás le falte algo de inspiración y originalidad a la historia, una mezcla de las novelas de Jules Verne –sobre todo de “La vuelta al mundo en 80 días”– con las películas clásicas de aventuras de los años 30, y Horizontes perdidos (1937), de Frank Capra. Le sobran bromas facilonas, y no logra que tenga entidad su mensaje, en torno a la necesidad de comunicarse y la posibilidad de que nazca la amistad en individuos de procedencias muy variopintas, y la importancia de luchar para perseverar y hacer realidad los sueños. En cualquier caso, el film cumple como espectáculo de entretenimiento.

 

 

Comentarios

Dejanos tu comentario...