Series: Charité en guerra

Firma: Claudio Sánchez

Filmin nunca dejará de sorprenderme. En su catálogo rescatan auténticos tesoros como esta secuela de la serie alemana Charité (2017).  Mientras que las tres temporadas precedentes trataban del histórico hospital de Berlín a finales del siglo XIX, esta nueva ficción se sitúa en los últimos años de la II Guerra Mundial. Es normal que un argumento así genere en el lector una primera sensación de hartazgo. Es incontable el número de series y película sobre la Alemania nazi, pero esta es una ficción diferente que rompe con esquemas prefijados.

Técnicamente Charité en guerra es impecable en el diseño de producción, la música y el vestuario. Una serie elegante y minuciosa en la recreación histórica que pretende mostrar una gran variedad de personajes que representan con humanidad y realismo la libertad y grandeza del ser humano inmersa en un sistema perverso. La seducción y el miedo que generó el nazismo en millones de alemanes, aparecen reflejados con detalle en un guion trazado con maestría en esta breve y sugerente miniserie.

Hay una veintena de personajes reales que interesan por su evolución y conflictos internos. Destacan la pareja protagonista de médicos interpretados por la alemana Mala Emde (maravillosa en la road movie 303), y el ruso Artjom Gilz. En esta «historia de un matrimonio» en pleno crepúsculo vital se resumen las principales tensiones que vivieron los alemanes en aquella época. También es fascinante el retrato del carismático doctor Ferdinand Sauerbruch (Ulrich Noethen; Deutschland 83) o el de la excéntrica Magda Goebbels (Katharina Heyer; Hanna).

Una vez más los guionistas y directores alemanes muestran un envidiable acierto para analizar los capítulos más tenebrosos de su propia historia con profundidad, rigor y talento. Charité en guerra sigue la brillante estela de películas como El hundimiento, Sophie Scholl o La ola, y series como Hijos del Tercer Reich. 

Comentarios

Dejanos tu comentario...